Los azuzadores son culpables de las cuantiosas pérdidas económicas en la región Puno