La izquierda unida arma su equipo para el 2016

Posted by

EL ALTIPLANO

La denominada “Coalición Progresista Unión de Fuerzas de Izquierda”, proclamada el jueves último, es el nuevo frente político que se apresta participar en los comicios generales del 2016. Entre las agrupaciones que integran este frente están “Ciudadanos por el Cambio”, “Fuerza Social”, “Partido Comunista del Perú” y el “Partido Humanista”.

Una vez más, se pone en agenda la unidad de la izquierda para participar en las elecciones del próximo año, con partido y candidato propio. Esto, para no depender de “vientres de alquiler”, como tampoco de caudillos políticos, pues de eso parecen estar cansados.

El nuevo bloque de la izquierda está liderado por ex Premier, Salomón Lerner Ghitis, y lo integran reconocidos políticos nacionales, como la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán; el congresista Sergio Tejada; el también ex Primer Ministro, Yehude Simón; la exministra Aída García Naranjo, y Gustavo Guerra García.

Como soporte ideológico del frente de izquierda están los intelectuales Carlos Tapia, Félix Jiménez, Nicolás Lynch y Alberto Adrianzén. Cabe señalar que no serán parte de este grupo: “Tierra y Libertad”, de Marco Arana, y “MAS”, de Gregorio Santos, por ser considerados como grupos antimineros.

Como verán, el bloque de “Coalición Progresista Unión de Fuerzas de Izquierda”, está integrado por políticos de reconocida trayectoria y adoctrinados bajos los principios ideológicos del marxismo y leninismo.

Todos ellos, de alguna manera, representan a la izquierda caviar o, también, a la llamada izquierda de la burguesía peruana, con una alta formación intelectual, que en la década de los 70 manejaron un discurso incendiario pro revolucionario, como el caso de Yehude Simón, quien fue procesado por terrorismo.

En las últimas décadas del siglo XX se les solía llamar como “rabanitos” (“rojos” por fuera, “blancos” por dentro); ahora son llamados como “caviares”, se mofan de su status de pequeños burgueses o de hijos de la burguesía, como es el caso del extinto líder izquierdista, Javier Diez Canseco.

A propósito, Martha Hildebrandt tiene la siguiente definición: “Caviar es símbolo de vida de lujo, refinamiento, como decir champaña. Por eso, en tono de burla, se llama así, por ejemplo, a los representantes de las ONG”. De eso hay muchos en el país.

Los caviares no han estado ajenos a la actividad política, aparte de dirigir ONG en temas de ciudadanía, Derechos Humanos, promoción social, feminismo, medio ambiente, etc. Y han constituido medios comunicación. En caso de Puno, radio Pachamama, que llevó a Mauricio Rodríguez a la presidencia regional.

En el bloque de la izquierda también hay personajes que incursionaron en la política de noviciado, como es el caso de la congresista Claudia Coari Mamani, la otrora dirigente radical de la Federación Departamental de Campesinos, quien adolecía de problemas léxicos y de dicción en sus discursos.

Sin embargo, eso no parece ser una limitante para continuar en su carrera política. Ahora forma parte de la coalición de la izquierda que busca participar en las elecciones presidenciales y congresales del 2016, a través del Partido Humanista Peruano, de Yehude Simon.

Esa es la radiografía del nuevo bloque de izquierda, que de incendiarios pasaron a ser bomberos, y plantean propuestas quizá más consistentes en cuanto a la política económica. Por ejemplo, dicen estar de acuerdo con la inversión minera, bajo los parámetros de responsabilidad social y ambiental.

Según Salomón Lerner Ghitis, buscan tener como imagen política a una mujer, por lo que en su terna de candidatas se encuentran la actriz Mónica Sánchez (novata en política) y la actual vicepresidenta Marisol Espinoza.

En la línea de la izquierda progresista también se ubica el parlamentario Yohny Lescano Ancieta, considerado como uno de los políticos puneños referentes en el Congreso, quien es voceado como candidato a la presidencia por Acción Popular.

Además, el magnate minero Rómulo Mucho Mamani, quien aparte de considerarse como progresista, dice tener suficiente experiencia para ser presidente del Perú, aunque tiene muy poca experiencia en política.

UNA MIRADA A LA HISTORIA
Bajo el ideario de la vieja prédica “la izquierda unida jamás será vencida”, que tuvo su apogeo a finales de los años 70 y a inicios de los 80, se hace ahora, nuevamente, que las facciones de izquierda se reagrupen para evocar al líder histórico de izquierda, Alfonso Barrantes.

La izquierda en el Perú llegó a su cúspide en la elección de la Asamblea Constituyente de 1978, que obtuvo 29.4%, con proyección a convertirse en la segunda fuerza política, y con posibilidades de triunfo en 1980. Pero el fraccionamiento, motivado por intereses particulares, echó por la borda al entonces denominado proyecto ARI.

Según los apuntes del sociólogo Martín Tanaca, la segunda oportunidad de la izquierda fue en el año 1990, pero otra vez la Izquierda Unida se dividió, obteniendo dividida 12.9% (Pease 8.2 y Barrantes 4.7%); en años posteriores desapareció y perdió su registro electoral.

El 2006, de cierta manera, la izquierda resucitó. Fue producto de la debacle del funesto régimen fujimorista, como resultado del reagrupamiento de fuerzas durante los gobiernos de Valentín Paniagua y de Alejandro Toledo. Pero la participación de izquierdistas en ambos gobiernos generó discrepancias y frustró la coalición.

Nuevamente participaron en contienda electoral, en caminos separados. Entre todos (Villarán, Diez Canseco y Moreno) lograron 1.38%, otra lección más para apostar por la unidad y apoyarse para ayudar a Ollanta Humala, que obtuvo en primera vuelta 30.6% y, en segunda vuelta, 47.37%.

Pero no fue suficiente y se tuvo que esperar hasta las elecciones del 2011. Ollanta Humala, entonces, era considerado como uno de los candidatos potenciales; los líderes de diversas facciones de izquierda se unieron a la Gran Alianza Gana Perú, y aseguraron sus escaños en el Parlamento.

Efectivamente, se trataba de un líder con discurso radical y populista, pero no era un hombre de izquierda en términos doctrinarios, y en primera vuelta obtuvo 27.8%, frente al 20% de Keiko Fujimori. A partir de ahí, Humala da un giro a su hoja de ruta.

En segunda vuelta, ya con un discurso moderado, Humala se convierte en el presidente del Perú, con 51%, dejando atrás a la hija del ex dictador, Alberto Fujimori, con 48%. En el balotaje final fue determinante el voto de la izquierda, que apostó por el cambio del país.

Sin embargo, las cosas dieron un revés para los ideólogos de la izquierda, como Sinesio López Jiménez, Sergio Tejada, Gustavo Guerra García y Salomón Lerner. Este último, especialmente, pues se vio obligado a renunciar a la Presidencia de Consejo de Ministros porque Ollanta se había alineado a la política económica neoliberal.

Es decir, aunque la izquierda ganó las elecciones con la figura representativa de Ollanta Humala, fue traicionada por el ex militar, tal como ocurrió en los 90 con Alberto Fujimori, que embanderó su discurso populista y reivindicativo de igualdad social, frente al discurso pragmático y sincero de Mario Vargas Llosa, en aplicar una política económica neoliberal.

Pero al final acabó siendo un neoliberal y dictador, que disolvió el Congreso el 5 de abril del 1992, e implementó una reforma constitucional de acuerdo a las recetas del Fondo Monetario Internacional; en ese régimen se extinguieron los partidos políticos y a la izquierda peruana.

Bajo estos antecedentes, ahora buscan hacer un nuevo ensayo de coalición de la izquierda, integrado por la burguesía izquierdista (caviares) y los zurdos de convicción (dirigentes), procreada en las luchas sociales.

Quieren llegar al poder, pero hace falta un discurso estimulante, como una izquierda moderna e inteligente, con capacidad de gobierno y no anti sistemas farsantes. Todo eso dependerá, empero, de una renovación de cuadros que deponga a los viejos marxistas.

VOX POP
Pablo Najarro/Activista de Ciudadanos por el Cambio
“Es una propuesta interesante de los grupos progresistas y socialistas en hacer un esfuerzo por lograr la unidad frente a las políticas neoliberales, de hecho que es una opción interesante de trabajar por el país”

Alberto Quintanilla Chacón/Líder del PDR
“Me parece un avance interesante para la unidad, pero aún es insuficiente; falta integrar todavía 2 o 3 bloques de la izquierda. La izquierda necesita unirse y no tiene otra alternativa, si va dividida no va a nada, ni siquiera salvará la valla, y mucho menos en hacer presencia en el país”

Vladimiro Centeno/Activista de MAS de Gregorio Santos
“En principio es un aporte a la necesidad nacional de ofrecer alternativas de gobierno para la sociedad, es el primer paso importante y se debe consolidar aún más. Es necesario el cambio frente a las propuestas neoliberales. El Perú necesita cambio en la figuras políticas”

ORGANIZACIONES POLÍTICAS HÁBILES
1. Todos por el Perú
2. Acción Popular
3. Siempre Unidos
4. Somos Perú
5. Partido Popular Cristianos PPC
6. Restauración Nacional
7. Solidaridad Nacional
8. Partido Aprista Peruano
9. Perú Posible
10. Unión por el Perú
11. Perú Patria Segura
12. Partido Nacionalista Peruano
13. Alianza Para el Progreso
14. Partido Humanista Peruano
15. Partido Político Orden
16. Fuerza Popular
17. Frente Amplio Por la Justicia, Vida y Libertad
18. Vamos Perú
19. Democracia Directa
20. Perú.

Los Andes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.