Mi despedida del 11

Posted by

EL ALTIPLANO

Escribe: Rafael Romero Vasquez.

Rafael Romero Vasquez

Rafael Romero Vasquez

Asumir el periodismo, y practicarlo, como vocación, oficio íntegro y apostolado nos hace transitar solo por los caminos de la verdad y la justicia para dar la cara siempre al público con la frente en alto y la conciencia tranquila. Y en esta ruta que nos da la vida, con sus vericuetos y a veces con sus emboscadas, debemos ante todo ser agradecidos con aquellos colegas que hoy nos respaldan en las redes sociales. En principio a todos ellos va mi abrazo fraterno.

Sin embargo, lo concreto es que esa despedida se generó e incubó hace cinco meses por lo menos, cuando el fundador de dicho canal insistentemente quería incorporar a su planta de periodistas a Luis Alfonso Morey, quien antes fue entre el 2008 y 2009 su gerente general, y que terminó saliendo con cartas públicas incluidas, que luego usó la ANDA e Ibope para atacar al aludido fundador. Esa pretendida incorporación fue rechazada hasta en dos oportunidades por los directores de prensa ya que no era ético ni favorecía a la credibilidad recibir a quien antes se había puesto en la vereda contraria del canal.
Adicionalmente, a finales del 2012 en Habla el Pueblo se denunció una supuesta venta irregular de tierras en San Bartolo y Punta Negra, compradas por Racso Miró Quesada, quien por el destape me querelló junto a otros periodistas del canal, siendo curiosamente Morey su emisario para invitarme a conversar en privado con el susodicho comprador dizque para que explicara el tema de esos terrenos. Al respecto hay más vicisitudes que sería largo enumerar pero que resultaron ofensivas para los periodistas de la referida televisora.
Entonces, con esos dos antecedentes, y por más “dueño” que alguien sea de un medio de comunicación, ¿no se estaría acaso disparando a los pies y a toda su plana de periodistas al buscar insistentemente incorporarlo a Habla el Pueblo? ¿Dónde quedaría el honor y la credibilidad de los panelistas del programa y sobre todo dónde quedaría el respeto al televidente? Y todo esto sin contar que Morey no solo asesoró mediáticamente a Racso en el tema de San Bartolo, sino que es socio de Rodrigo Arosemena en una empresa de imagen, siendo sindicado en la prensa como amigo Nadine Heredia, de Rivera Ydrogo y Belaunde Lossio.
Dios mediante, en esta columna, podría ampliar detalles de esa “decisión empresarial y política” en RBC que resulta ofensiva para cualquier periodista y que laboralmente es hasta calculada para hostilizar a quienes jamás transamos con la componenda ni las cartas bajo la mesa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.