La efervescencia política aumenta y la juerga electoral parece que ha emborrachado a los candidatos

EL ALTIPLANO

Escribe: Héctor Alfredo Cano Cáceres.

Héctor Alfredo Cano Cáceres
Héctor Alfredo Cano Cáceres

La efervescencia política aumenta y la juerga electoral parece que ha emborrachado a los candidatos que ya no saben qué hacer o qué decir.
No hay duda, hay tres candidatos en la cúspide no solo de las encuestas, sino en el sentido común de la gente. Juan Luque, Lucio Avila y Aduviri. Ninguno de los tres ganaría en Primera vuelta. Más abajo está Butrón y otros que casi no tienen una perspectiva ganadora. De ganar Luque será por mínima diferencia, pero se encontraría o con Aduviri o con Avila. Es difícil presagiar lo que pasaría en segunda vuelta, pero hay que tener en cuenta que Luque es el candidato natural de la Zona Norte de Puno, donde está casi el 60 por ciento del total de electores. Esto sería una gran ventaja para Luque. La desconfianza y la incredulidad han calado hondo en los pueblos del Norte de la Región, sobre todo en San Román que tiene más de 180 mil electores. Es que siempre ha existido una doctrina antijuliaqueñista. UN chovinismo desnaturalizado. UN regionalismo a ultranza y esto saben los juliaqueños. NO creen en Aduviri, porque el Ayamarista es más «Papista que el Papa» y de salir, está definido que su conducta será de olvido y postración para los pueblos del Norte de la Región. La experiencia amarga de Mauricio Rodríguez está latente. En las últimas elecciones, Mauricio obtuvo en primera vuelta 5,000 votos, pero en la Segunda Juliaca le dio 27,000 votos, lo que movió tremendamente la correlación de fuerzas. Pero más grande fue la traición de Mauricio con Juliaca y otros pueblos; traición que a penetrado fuerte en la conciencia de los «norteños», para rechazar a los candidatos o de Puno o de la Zona Sur. Esto es histórico y hasta ancestral. En el caso de aduviri el odio de clase está latente contra la raza quechua y viceversa… Avila es un gallo de pelea, por su preparación, su habilidad política y la gran campaña que está realizando para tratar de conquistar los corazones de le pobladores de la zona Norte. Luque ha penetrado en Puno Ciudad. La última encuesta que realizó Radio Collasuyo así lo demuestra: Primero Avila, Luque y Aduviri. Encuesta espontanea, a boca de jarro, en la calle. Pero hay una tendencia clara en estos momentos. La bajada estrepitosa de Aduviri, el crecimiento de Avila. Luque prefiere no hablar, buena estrategia, mantiene su perfil ganador. Si Luque tuviera la sensatez de no hablar nada, para no tropezar, está en la capacidad de mantener esa mentalidad podría ganadora. Hay una ilusión de ganar en Primera Vuelta y se acabó la jarana. Veamos que pasa esta semana. Hasta luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.