El candidato multimillonario que desea sentarse en el sillón regional

EL ALTIPLANO

Escribe: Héctor Cano Cáceres.

Héctor Cano Cáceres.
Héctor Cano Cáceres.

El candidato multimillonario que desea sentarse en el sillón regional, quiere demostrar que con el dinero se puede alcanzar hasta la gloria de los cielos. Lo que le falta en el cerebro le sobra en los bolsillos. Tengo la impresión de que este señor, pintoresco y bonachón tiene una escuálida idea. Pensar que el dinero lo puede todo. Desnutrida manera de razonar, más aún, cuando vivimos la era del conocimiento, la competitividad, el vertiginoso adelanto de la tecnología y hasta una globalización que nos mezcla a todos.
¿Conocerá Alexito, los grandes problemas, sociales, políticos, culturales, étnicos de la Región Puno? ¿Habrá auscultado y luego obtenido un diagnóstico, aunque fuese mediatizado de nuestra realidad multiétnica? Si lo hizo que diga dónde, cómo y cuándo. Tal vez en alguna Universidad o un Centro de capacitación, La Hoja de Vida de este caballero andante, que lleva herrajes de oro, debe ser transparente y diáfana. De lo contrario es urgente descalificarlo, porque es una afrenta a la inteligencia.
Tengo la idea, perdonen si estoy equivocado, que en estos tiempos, cada quien, por un principio de honestidad consigo mismo, debe primero medir sus capacidades. Reflexionar y tomarse un examen de conciencia, para discernir si estamos en capacidad de Gobernar una Región tan compleja y difícil. Luego de ello, aventurarse, pero teniendo una cimentación firme y noble; de lo contrario aquí nos quieren vender gato por liebre o hay intereses foráneos, ambiciones mezquinas, objetivos no tan claros; porque llegar al poder para recuperar con creces las inversiones, es la lógica de los ricachones, que como dice el Sociólogo e investigador Jaime Antezana, hay el peligro que detrás de esas millonadas se oculta una faceta negra, la de capturar el Poder político, para desenvainar el sable y luego, hacer barrabasadas como las que siempre hemos experimentado los puneños.
En consecuencia, seamos hidalgos con nosotros, y con el pueblo que lastimosamente, a veces, es presa fácil de ser manejado, dirigido, manoseado para lograr objetivos oscuros y negros como la conciencia de algunos fariseos. En política, primero la ética, el honor, la autoestima; lo contrario, se llama politiquería de basura, de lastre. Politiquería con condimentos de astucia. Hay que hacer a un lado a los tunantes de la política folclórica.

Related Posts

Un comentario en «El candidato multimillonario que desea sentarse en el sillón regional»

  1. sus comentarios son atinados; lo que significa que de todos los candidatos ninguno merece la presidencia regional; creo que el trabajo debe ser político e institucional mas no de personas.
    Lamentablemente los votantes somos cómplices al no ejercer nuestro derecho de manera consiente simplemente no sabemos elegir y después no asumimos nuestra responsabilidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.