Centro Musical Ayaviri: símbolo de la música del altiplano

Posted by

EL ALTIPLANO

Escribe: Víctor Colque Valladares.

 sabado chaco

sabado chaco

Al deshojar algunas páginas del recuerdo viene a mi memoria el deleite infantil y juvenil que significaba escuchar al Centro Musical Ayaviri a orillas del Lago Sagrado de los Incas, en la bendita tierra que Dios tuvo a bien brindarnos para nacer.

Hoy, luego de muchos años de estar lejos del terruño querido compruebo con pletórica alegría que el Centro Musical Ayaviri es la institución que sin duda marca un hito de oro en el desarrollo artístico de la Región Puno.

El limitado espacio que deja la actividad laboral permite siempre momentos oportunos, sobre todo en las horas de estudio y producción intelectual, para disfrutar las dulces melodías de la música del altiplano y aquí resalta con luz propia el Centro Musical Ayaviri como ninguna otra institución puneña al haber logrado una perseverante actividad creativa que trasciende loable, eficiente y artísticamente las fronteras del tiempo.

Tuve la grata satisfacción de escuchar la producción musical de tan prestigiosa institución a lo largo de muchos años, pero hoy es satisfactorio saber que la producción musical del centro continúa presente a lo largo del tiempo, cual arroyo generador de un caudal artístico admirable que germina y florece permanentemente por la constancia de sus integrantes, al haber logrado un extraordinario repertorio que acrecienta la producción musical del altiplano siempre con un matiz cautivante.

En el fondo esto significa ir mucho más allá de una fugaz y coyuntural presencia en el escenario artístico para convertirse en la muestra palpable y la evidencia de una presencia constante que se aproxima a los 100 años en la creación y renovación de la música de Ayaviri.

Por ello, debemos expresar los más sinceros elogios y congratulaciones a los dignísimos integrantes del Centro Musical Ayaviri por esta loable y singular dedicación artística para con imaginación genuina producir y difundir la música ayavireña pues toda su trayectoria es un magnífico ejemplo de acrecentamiento sostenible.

Parece que Ayaviri posee un dorado manantial de inspiración musical porque no otra cosa es ver y gozar de la frondosa y variada producción de su Centro Musical; sin duda que su encantador paisaje y en particular la verde Moya, mencionada reiteradamente en distintas canciones, así como otros atractivos naturales son la fuente inagotable que renueva la magistral creatividad de sus compositores; cual suave caricia de la frescura del viento cuando la fuerza del sol llega a su máximo nivel.

En dimensión similar es altamente meritoria la formación de nuevas generaciones de músicos porque observamos con satisfacción la renovada presencia de músicos jóvenes; hecho altamente plausible por cuanto garantiza la continuidad de la rica beta productiva del centro, así con mayúsculas la denominación de una institución que ha forjado la más rica tradición musical puneña.

En este mismo sentido parece inagotable el surgimiento de nuevas voces que acompañan su producción: desde Herminia Santander, allá lejos en el bosque del tiempo, pasando por Alejandro Frisancho, en los árboles de medio camino, hasta la prodigiosa voz de Edith Ramos, aquí cerca en la celeridad del tiempo, así como la pléyade de cantantes que forman parte del elenco artístico que caracteriza la producción musical del Centro a lo largo de su riquísima historia.

Seguramente que en esta sintética reminiscencia también debemos reconocer a Ayaviri como una inagotable fuente de autores y compositores. Quienes con genialidad creativa ponen al alcance de nuestros oídos su letra y música; generando el placer de gozar de la delicia que significa el escuchar la producción musical del Centro Musical Ayaviri: desde Hujchapuquito; Roja Colina; Lucerito; pasando por Jarana, jaranita; Enamorada y muchas otras hasta Dulce Ilusión y Luz de Mi Vida.

Quien escribe no es periodista ni el más indicado para expresar y resaltar tan loable labor artística. Lo único que se quiere es mediante el presente hacer llegar a esta prestigiosa institución la voz de aliento que en el ámbito cultural hace falta muchas veces para seguir en la senda del éxito.

Centro Musical Ayaviri el tiempo será el encargado de reconocer vuestra trayectoria, resaltando su labor como ejemplo de excelencia y genialidad para difundir con fidelidad, excelsitud y brillantez la genuina música del altiplano.

Sea por tanto esta la voz silenciosa de estímulo de vuestro público para que sigan engrandeciendo con el brillo que caracteriza su legendaria trayectoria artística.
Seguramente hay organizaciones públicas y privadas que han reconocido vuestra inagotable y brillante labor artística pero creo sin temor a equivocarme que la mejor satisfacción para ustedes es la admiración de quienes tenemos la fortuna de escuchar cotidianamente vuestra producción musical.

Sea este un reconocimiento al Centro Musical Ayaviri como institución representativa de una porción de la identidad regional puneña, que a diferencia de la música de otras latitudes no se caracteriza por manifestaciones de defensa ante acciones de injusticia o situaciones de denuncia de carencias; sino esencialmente por cantarle al amor y a la vida así como por expresar creativamente con alegría la grandeza cultural de nuestra tierra.

¿Cuán importante es su tradición creativa? Sin duda que es fascinante porque en la era de la globalización permite seguir cultivando el arte como expresión de nuestra identidad con las modificaciones que el tiempo genera. Es verdad que no podemos amar lo que no conocemos y en general hemos aprendido a minusvalorar lo nuestro, pero precisamente frente a esta realidad surge la fortaleza del Centro Musical Ayaviri que difunde lo nuestro como su gran aporte a la identidad regional.

Atahualpa Yupanqui manifiesta con genialidad intuitiva una verdad que toca nuestro espíritu: “Para el que mira sin ver, la tierra es tierra nada más”; en esta dimensión el Centro Musical Ayaviri a través de la difusión de la belleza de la música altiplánica nos lleva a lo trascendente porque es una muestra viva de nuestra identidad en el devenir del tiempo.

(*) Director del Instituto de Idiomas de la Universidad Católica de Santa María.
Los Andes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.