San Marcos explica por qué universidades peruanas no destacan

UNMSM

EL ALTIPLANO

UNMSM
UNMSM

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) emitió este domingo un pronunciamiento en respuesta a las críticas que miembros del Poder Ejecutivo y Legislativo emitieron luego de conocerse que ninguna casa superior de estudio peruana figura entre las 100 mejores del mundo.

A través de un comunicado, la UNMSM, en su condición de universidad más antigua del país, explicó que -en su caso- la permanencia y la producción intelectual, docente y de investigación, «es principalmente el resultado del refuerzo sostenido de la comunidad, de docentes y de estudiantes».

«Los sucesivos gobiernos, si bien han reconocido la trascendencia y el rol que cumple nuestra casa de estudios, no han traducido tal reconocimiento en respaldo concreto, ni económico, ni institucional. Por el contrario, se han sucedido con frecuencia los recortes presupuestales, las intervenciones y el recelo a su condición de institución autónoma e independiente», señala la decana de América.

La UNMSM también detalla una lista de logros obtenidos «manteniendo incólume el principio de la gratuidad de la enseñanza y sin recibir canon alguno».

Resaltan entre dichos logros, 270 proyectos de investigación, con apoyo económico y 354 sin financiamiento.

Asimismo, la ejecución de 16 proyectos multidisciplinarios dirigidos a responder a necesidades específicas de la sociedad. Además, del apoyo a los gobiernos regionales, locales y comunidades.

La UNMSM recuerda también que ostenta el único premio nobel otorgado a un peruano, su exalumno Mario Vargas Llosa, y subraya que es la única universidad del mundo que ha participado en la fundación de la República de su país.

Remarca que los logros que ha conseguido han sido en un contexto de insuficientes recursos económicos otorgados por el Estado. «De corregirse esa tradicional falta de apoyo a San Marcos, podrían llevarse adelante las medidas necesarias para destacar en las evaluaciones internacionales», alega.

«En ausencia de tal respaldo, compararnos con las universidades de los países altamente desarrollados, resulta tan inapropiado y vano, como comparar la calidad de todas las instituciones de un país latinoamericano con las instituciones de las primeras potencias mundiales», concluye el pronunciamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.