Alcaldes juramentaron con desobediencia a la Ley

Posted by

EL ALTIPLANO

Alain Mendizábal Gutiérrez.

De acuerdo a lo establecido por el Artículo 34º de la Ley Nº 26864, Ley de Elecciones Municipales, y el artículo 6º de la Ley Nº 26997 los alcaldes y regidores electos deben asumir sus cargos el primer día del mes de enero, téngase presente que la Ley no señala que sea el primer día hábil, como equivocadamente se interpreta.

De otra parte la ley establece que el alcalde juramenta ante el primer regidor o, por ausencia o impedimento de éste, ante el regidor que le sigue. Los regidores juramentan ante el alcalde. No siendo válida la juramentación ante otras autoridades, como prefectos o subprefectos.

Recientemente, se conoce que los alcaldes de las Municipalidades de Orurillo Alain Mendizábal Gutiérrez, quien fue juramentado por el Congresista de la República, Edilberto Curro López, asimismo, María Antonia Apaza Apaza, del distrito de Umachiri fue juramentado por el subprefecto del mismo distrito.
Todo acto contrario a la Ley carecerá de validez y sin efecto jurídico.

Para quienes consideran que la Ley Nº 26997, ha sido derogada por la Ley N° 30204, deben tener presente que la misma no deroga expresamente la ley, sólo refiere que quedan derogadas todas las disposiciones que se opongan a la presente Ley, en ese sentido, el artículo 6° de la Ley Nº 26997 no se contrapone a ningún artículo de la ley 30204, por lo que sigue vigente en ese extremo.

Según la Ley que establece la conformación de comisiones de transferencia de la administración municipal Ley N° 26997 (publicada el 25 de noviembre de 1998). Artículo 6°.- Juramentación. El Alcalde y los regidores deben juramentar sus respectivos cargos para poder ejercerlos. El Alcalde juramenta ante el primer regidor o, por ausencia o impedimento de éste, ante el regidor que le sigue. Los regidores juramentan ante el Alcalde.

Desacato o delito de desobediencia

La tipificación del delito de desobediencia la encontramos, para funcionarios y autoridades públicas en el artículo  410 del Código Penal y la cometida por ciudadanos de a pie en el artículo 556 o 634 del mismo texto legal.

Desacato.- Falta de respeto o consideración a los superiores es incapaz de mostrar ni un ápice de desacato a su jefe.

Existe delito de desobediencia para un funcionario o autoridad pública cuando éste, en el ejercicio se su cargo, se negare abiertamente, y de manera intencionada,  a dar cumplimiento a las resoluciones judiciales, decisiones u órdenes de la autoridad superior, dictadas dentro del ámbito de su respectiva competencia  y revestida de las formalidades legales.  Por el contrario, no existirá ese  delito si el mandato que se desobedece vulnera  manifiesta, clara y de forma terminante un precepto de ley o de cualquier disposición general. Las sanciones penales que se prevén para el caso de que se cometa este delito es de multa de 3 a 12 meses (la cuantía variará en función de la capacidad económica) y también la inhabilitación para empleo o cargo público por un plazo que puede ser de 6 meses a 2 años.

Por el contrario,  cuando la desobediencia  es causada por un particular, la sanción resulta más grave, ya que puede acarrear una pena de seis meses a un año para el caso de que se tratase de una desobediencia grave. Si la desobediencia es de menor entidad y tiene la consideración de leve, sólo en ese caso la sanción seria de multa de 10 a 60 días, cuya cuantía variará también en función  de la capacidad económica. El matiz de la desobediencia,  respecto a si es grave o leve, es lo que hace que la infracción sea un delito o una falta.

2 Comments

  1. Jaime Vilca says:

    Ese abogadillo de quinta categoria de ALAIN

  2. Che Carlos says:

    La ley es claro se ha omitido voluntariamente este acto en Orurillo, Umachiri y otros, en consecuencia hay penalidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.