Contradicción sobre el paro anunciado de Llallimayo en Ayaviri

Posted by

EL ALTIPLANO

Astucia o mediocridad en gestión del problema socio ambiental de la cuenca Llallimayo.

El principio de contradicción o principio contradictorio, exige que ambas partes puedan tener los mismos derechos de ser escuchados y de practicar pruebas, con la finalidad de que ninguna de las partes se encuentre indefensa frente a la otra. Requiere de una igualdad.

Ciudadanos han abierto el debate. A pocos días de una paralización anunciada por algunas organizaciones sociales en contra de la empresa minera ARUNTANI, que opera en la cabecera de la cuenca Llallimayo.

Hay críticas y halagos. Comentarios, preguntas y dudas sobre cómo se implementaría. Pero, sobre todo, hay ruido. Mientras otros entre bombos y platillos anuncian el paro convocado para los días 17, 18 y 19 de diciembre de 2018 en la ciudad de Ayaviri.

Según analistas esta medida de lucha no tendría suficiente argumento de justificación ante los representantes del poder ejecutivo, en vista de que la primera fase terminó identificando a los agentes contaminadores. Mientras, tanto, el Plan de Acción estaría en marcha a través de los proyectos de inversión pública.

Otro sector de la población ha precisado que tal paro perjudica enormemente la economía local, porque la ciudadanía solo tiene ingresos los días miércoles como es feria comercial, además tratándose de una fecha tan importante para la fiesta de navidad. Serían las razones para oponerse a esta medida de protesta.

Finalmente, nos preguntamos ¿Cuáles serían los argumentos? Para realizar este paro de 72 horas, sin antes haber agotado la vía administrativa, o simplemente una aventura emocional de ser antisistema como se practica en muchos lugares del país.

¿Quiénes convocan este paro? Son dirigentes legítimos o simples ciudadanos con derechos de reivindicación social. A raíz de esto salió muchas opiniones como es: que los dirigentes, ciudadanos y hasta autoridades habría recibido apoyos inmensos de la empresa minera en otrora, justificando diferentes actividades como: ferias ganaderas, campeonatos, aniversarios y muchos otros argumentos nada sostenibles. Entonces preguntamos ¿Estamos a favor de la minera o en contra de la minera? Ud., tiene la palabra.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.