El Oriente Medio en tensión y Sudamérica bajo presión

Posted by

EL ALTIPLANO

Y si algunos incautos confundían el proteccionismo económico que pregona Donald Trump con el ensimismamiento político o la abstención injerencista en los asuntos internacionales, se equivocaron, pues como “la cabra que siempre tira pal’ monte”, el imperialismo siempre mantendrá su espíritu guerrerista. El ataque norteamericano, lanzado el día jueves 6, contra bases militares sirias, confirma esta posición. Más de 50 misiles cruceros, del tipo “tomahawk”, fueron lanzados por la Armada  norteamericana estacionada en el Mediterráneo contra la Base de Shayrat, ubicada al norte de Damasco, región del centro de Siria, causando hasta el momento entre 5 militares muertos y otros tantos heridos, además de otros muertos civiles en las poblaciones aledañas. Esta acción, que según el propio Trump, tenía como objetivo destruir la base militar siria del que supuestamente despegaron los aviones que el día martes 4 lanzó un ataque químico contra la localidad de Khan Sheijun en la que murieron alrededor de 86 personas entre niños, mujeres y pobladores, y que ha sido usado para supuestamente demostrar del ataque criminal sirio a una población civil. Lo cierto es, que el propio gobierno sirio ha  rechazado esta acusación calificándola de pretextos para agredir a su país, y por lo que vemos, esto se confirmaría con el ataque norteamericano de este jueves. Es que “pretextos” nunca faltaran al instinto guerrerista del imperialismo norteamericano, pues como los pistoleros de su viejo oeste, estos andan siempre con el dedo puesto en el gatillo. Las reacciones por esta nueva tensión son ya fáciles de describir. Los aliados norteamericanos inmediatamente han salido a apoyar el ataque.  La OTAN ha dado su visto bueno y a esto se han sumado los gobiernos de Turquía, Arabia Saudita, Jordania e Israel, mientras que Canadá justificó el ataque. Por su parte Rusia ha llamado a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar el asunto que considera una “violación al derecho internacional”, e Irán, otro aliado del Gobierno sirio, condenó el ataque. Mientras China, siempre agazapada y jugando su propio, muy diplomáticamente dijo que también se “opone al uso de la fuerza” y llamo a “resolver la cuestión siria por medios políticos”. De las reacciones en América Latina, solo el gobierno boliviano a través de su Pdte. Morales, condenaron esta agresión como una acción “imperial” que constituye una “amenaza para la paz mundial”. Lo más probable que esta agresión norteamericana, tenga respuesta y constituya una nueva escalada en el conflicto. El gobierno sirio, a través de Bashar al Assad, ha declarado que este ataque es una acción “temeraria e irresponsable” por parte del gobierno norteamericano y que ellos seguirán en su “determinación de lucha contra el terrorismo”, a quienes que apoyan y financian la alianza EUU-OTAN buscando derrocar el régimen. La verdad sin ambages, es que estos grupos fundamentalistas alzados en armas y que buscan la caída del régimen, habían venido perdiendo territorios, especialmente desde la decisiva intervención rusa en apoyo al gobierno sirio desde fines del 2015. Los bombardeos de la aviación rusa los había reducido casi a pequeños núcleos que aun controlaban en la frontera con Turquía. Precisamente, la semana pasada un ataque con explosivos en el metro de la Ciudad de San Petersburgo que causó la muerte de al menos 10 personas y decenas de heridos habría sido la respuesta de estos grupos a su intervención en Siria.

Obviamente, el imperialismo yanqui no pretende dar por terminada la partida en su intento por derrocar al gobierno sirio y ha encontrado en el supuesto uso de armas químicas por el gobierno sirio el pretexto esperado para su “respuesta” del día jueves. Trump ha llamado a los países “civilizados” (pues en su lógica, los que están en contra de su ataque son barbaros) a apoyar su “cruzada” guerrerista. “civilización contra barbarie”, traposa bandera y argumento imperialista, que siempre han levantado para agredir y arrasar pueblos y naciones  en todo el mundo. Veremos hasta donde llega su acción, pues creemos que Rusia no quedará expectante. Esto nos confirma otra vez que la región del Oriente Medio sigue siendo la más conflictiva y peligrosa en el panorama mundial.

Mientras en América Latina también se comienza a vivir las repercusiones de los peligrosos desequilibrios políticos generados en estos últimos meses. A la ya tensa situación política que se vive en Venezuela, con una extrema derecha que ha vuelto a levantar cabeza para traerse abajo el gobierno en ese país tras la supuesta “defensa de la democracia” a raíz de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir los fueros legislativos por “desacato” de una Asamblea Nacional, mayoritariamente opuesta al gobierno, con toda una campaña internacional para victimizar a la oposición y con movilizaciones no tan “multitudinaria” como dice la prensa de derechista de varios países,  la situación política en la región se ve dividida entre quienes respaldan al Gobierno de Venezuela y aquellos más genuflexos y lacayos al imperialismo, que han encontrado en esta crisis política otro pretexto para seguir metiendo cuña y doblegar al Gobierno, invocando al chantaje para aplicar la llamada Carta Democrática que buscaría aislar y sancionar al gobierno de Maduro. Como siempre, el Gobierno peruano juega en el equipo de los gobiernos más lacayos de la región, que en la grotesca expresión de Kuczynski, es el equipo de los “perros más simpáticos” para el imperialismo yanqui, aquellos que ni ladran cuando les pisan la cola. Y junta a él, se alinean casi toda la “leal oposición” congresal, empezando por los rabiosos y corruptos apristas y fujimoristas, además de esos falsos y titubeantes “hombres de izquierda” del país y esos hipócritas demócratas que presionan y piden sanciones para Venezuela, ¡la mejor comparsa a la agitación imperialista!

En Ecuador, también los sectores de la extrema derecha han comenzado a despercudirse, y frente a la derrota de su representante, el banquero y empresario Guillermo Lasso, en las elecciones de segunda vuelta del pasado domingo, han cuestionado los resultados y pretenden agitar las aguas políticas de ese país. El argumento: el mismo, y la película, a todo color,  copia de lo que hoy vemos en Venezuela: “violación” al estado de derecho, “fraude electoral”, “dictadura” y otras frases para victimizarse y cuestionar el actual régimen ecuatoriano. Es que la llegada al gobierno de la extrema derecha en países como Brasil y Argentina, con Temer y Macri, han cambiado la correlación de fuerzas políticas en la región y han envalentonado a las extremas derechas de otros países que tratan de tumbarse gobiernos que no siguen a ojos cerrados las recetas del modelo neoliberal a ultranza, por entreguistas y vendepatrias. Y esta ya por descontado, que la crisis que han desatado en Venezuela, trataran de replicarla en Ecuador, y a la vuelta, en Bolivia y Nicaragua.

Pero este pulseo político también tiene su réplica en los sectores populares y sindicales de otros países, que aunque débiles todavía vemos un despertar. En Brasil, si bien esporádicos e itinerantes, las movilizaciones, cuestionamientos y exigencias no cesan por la renuncia de Temer al gobierno brasileño pues, como han declarado funcionarios de debrecht, a él también le pagaron millonarios sobornos para su campaña del 2011 cuando fue como Vicepresidente de Dilma Rousseff. Las inmediatas medidas neoliberales como el aprobar la congelación del gasto público por 20 años,  poner en marcha un plan de privatizaciones de diversas empresas estratégicas, reformar el sistema público de pensiones, la suspensión de programas sociales, además de otros “ajustes” y “austeridad” que cargan al pueblo, ni bien encaramo con el cargo de nuevo Pdte., después de consumar el golpe parlamentaria que destituyo a Rousseff, han levantado protesta en diferentes partes del país. La crisis económica brasileña golpea al pueblo como siempre, la pomposa “sexta economía” del mundo tambalea, a las huelgas y paros de diversos sectores se sumó a mediados de febrero el paro de policías en el Estado de Espíritu Santo que dejo más de 100 muertos por la desatención policial en un país con altos grados de delincuencia, además de extenderse las protestas de familiares de policías a otros estados del país. Lo irónico es que un denunciado por corrupción como Temer prosiga en un gobierno que llegó para supuestamente combatir la corrupción de su antecesor, aunque la verdad pura y simple, era la necesidad de recambio de un gobierno por otro más ajustado a las demandas neoliberales de un sector de la gran burguesía brasileña y las ordenes imperialistas. En Argentina, El gobierno neoliberal de Macri, después de casi año y medio, también ha enfrentado en el día jueves 6  una primera huelga nacional, que según la prensa internacional ha sido “total y contundente”. Convocado por la Confederación General de Trabajadores (CGT), pero a presión de sus bases y a la cual se sumaron otras organizaciones populares y sindicales, se movilizaron y bloquearon la capital de Buenos Aires, intentando llegar al hotel donde se desarrollaba el Foro Económico Mundial, que tenía como sede este año a la capital argentina y que ha concentrado a miles de empresarios, ministros extranjeros, altos funcionarios y organismos internacionales. El paro de fábricas, del comercio, el transporte terrestre y aéreo, así como la movilización popular generó el choque con las fuerzas policiales que vanamente intentaron controlar la manifestación. “La huelga responde a un modelo económico de exclusión y pobreza que lleva a priorizar la especulación financiera por sobre la producción, que endeuda al país sistemáticamente (40.000 millones de dólares sólo en 2016), y que pretende bajar la inflación a base de despidos, de suspensiones y de bajar los salarios de los trabajadores”, indicó el Secretario General de la Central de Trabajadores Autónoma (CTA) Pablo Micheli, otra de las centrales sindicales convocantes a esta jornada de protesta y lucha. Es claro el rechazo a la política neoliberal del gobierno, que tratan de reimpulsar a rajatabla el modelo fracasado den ese país.

Mientras en Paraguay, luego de que a trancas y barrancas se aprobara una enmienda constitucional en el senado donde se da luz verde para la relección presidencial, a pesar de estar expresamente prohibida en la vigente Constitución, cientos de manifestantes se concentraron en la sede congresal incendiando el edificio congresal el último viernes por la noche. La represión policial a los protestantes causó la muerte de un joven de uno de los partidos opositores al gobierno en su propio local. Algunos partidos, como el Liberal se oponen a la reelección que promueve el actual presidente neoliberal Horacio Cartes en el gobierno desde el 2013 y al cual graciosa y coincidentemente apoya el destituido ex cura y actual senador Fernando Lugo y su Frente Guasú. Indudablemente una lucha facciosa dentro de la política paraguaya, pero que no deja de reflejar el descontento popular al igual que se suceden en otras partes de la región.

Un mundo tenso, con guerras, conflictos y desbordes sociales por doquier. Negros nubarrones asoman en el porvenir. Cuidado con la olla que puede reventar.

Puno, 8 de abril del 2017.

Movimiento Clasista Magisterial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*