ODA AL CENTRO MUSICAL AYAVIRI (Poema)

Posted by

EL ALTIPLANO

Leandro Cuno

Leandro Cuno

Por: Leandro Cuno Hancco:

En la ternura de los corazones

enamorados de la madre tierra,

en la sonrisa atractiva y primaveral

de los semblantes risueños y divinos,

bajo la mirada fulgurante

de las estrellas del universo, 

había emergido resplandeciente

un día de Abril en Júbilo,

el Centro Musical Ayaviri

para testimoniar la existencia

juvenil y amorosa de sus Melodías.

Lucerito y Pequeña Flor, reflejan

la vida y pasión por la imagen venerable.

Melgarina y Cabellera Blanca, evidencian

los ritmos de admiración por el ser amado.

Callecitas de Puno y Cholita Altagracina

describen la inspiración y virtudes del poeta.

Siempre Fama y Dulce Ilusión, significan

elegancia y lenguaje de los Dioses.

Jarana Linda y otras inspiraciones, revelan

los sentimientos de gozo y placidez emocional.

Centro Musical Ayaviri:

Eres brillo celestial en los amaneceres.

Eres vibración inmortal en los atardeceres.

Eres deleite de los ángeles en el paraíso.

Las avecillas silvestres del Kolqueparke,

al escuchar los sonidos musicales

de tus mandolinas y violines,

se regocijan alegre en sus cantares

elevando el delirio de sus trinos

al infinito espléndido de los cielos.

En el horizonte de los ecos andinos

cuando la melancolía

en su abrazo embelesa

algunos corazones de tristeza,

las armonías y dulces voces

de tus guallatitas y canarios,

desvanecen siempre las angustias,

reconciliando la dulzura y romance

de los jóvenes su esperanza y felicidad.

Centro Musical Ayaviri:

Eres consuelo inagotable de nuestros dolores

Eres terapia infalible de nuestras almas.

Eres perfume exuberante de nuestros labios.

En esa emoción de algarabía

bordoneando una guitarra elegante

y abrazando un charango bullanguero

gozando la ternura de tus pandillas,

proclamamos de todo corazón:

Tu vibración, ritmo y sonidos.

Tu distinción y singularidad prodigiosa.

No morirán nunca en nuestras memorias.

Y por más que ocurra

por alguna inequidad del tiempo.

Renacerás como el ave fénix en las alboradas.

¡Viva el Centro Musical Ayaviri!.

                                     Ayaviri, Abril de 2013.

One Comment

  1. el condor says:

    horrible el poema

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.